Segura y sostenible: así funciona la tecnología en minería

febrero 17, 2021
TIVIT LATAM
TIVIT LATAM

La tecnología revolucionó la forma en la que las personas se relacionan con el planeta y la manera de aprovechar los recursos naturales que se encuentran en él. La minería inteligente, por ejemplo, emplea tecnologías como blockchain, machine learning y big data para reducir costos, integrar nuevos sistemas de comunicación entre los operarios, crear canales de inspección y seguridad más eficientes, sistematizar la información y lograr un trabajo más seguro y digitalizado, aprovechando las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial. 

Y es que las minas inteligentes, sin lugar a duda, tienen un impacto positivo en la sostenibilidad y en el bienestar de las personas. La precisión que aseguran las soluciones tecnológicas para empresas permiten, entre otros beneficios, reducir el riesgo de accidentes de los operarios a causa de los ‘microsueños’ y la contaminación de pozos acuíferos con químicos durante las jornadas de exploración, por ejemplo.

Internet de las Cosas, el gran aliado

En los últimos años, esta tecnología ha sido implementada en las actividades mineras que se realizan en América Latina porque permite conectar diferentes máquinas, dispositivos, sensores y equipos en una misma red. Además, gracias a ella, es posible aumentar la efectividad, seguridad, precisión y productividad de las operaciones, pues facilita el monitoreo constante en tiempo real de las actividades que se desarrollan al interior de las minas, contribuyendo así a la sostenibilidad ambiental y al desarrollo social. 

 

Múltiples estudios han evidenciado un notorio crecimiento en el interés de implementar tecnologías como el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) en las actividades mineras. Uno de ellos es el de la compañía británica Inmarsat, que contrató a la empresa Vanson Bourne, especializada en investigación del mercado tecnológico, para realizarlo. En el estudio participaron 200 personas con responsabilidad en la toma de decisiones de compañías mineras con más de 500 empleados. La investigación demostró que las empresas que han adoptado el IoT en sus operaciones han tenido éxito “en la implementación de proyectos para proteger a los trabajadores a través del seguimiento remoto, monitoreo de la perforación y observación del drenaje ácido de la mina” a distancia. 

 

A la fecha, el 65% de las organizaciones encuestadas ya han implementado por completo al menos un proyecto de Internet de las Cosas, el 33% está probando o ha probado uno, y solo el 2% no ha comenzado a ejecutar proyectos de este tipo. 

 

Big data y analítica de datos

 

La Corporación Nacional del Cobre de Chile (Codelco) es la principal productora de cobre de mina a nivel global y líder en reservas del mineral en el mundo. La expansión de la multinacional en los últimos años la motivó a crear Codelco Tech, un departamento enfocado en el desarrollo e implementación de tecnologías que potencian su quehacer productivo, la sustentabilidad económica y socioambiental del negocio minero. 

 

Codelco Tech ha sido pionera en el empleo de big data y analítica de datos. Desde 2016, estas herramientas le han permitido tomar decisiones trascendentales en tiempo real y con información actualizada, generar planes de mejora continua sobre análisis de desempeño exactos, detectar de forma temprana anomalías en la operatividad de algún equipo y mejorar sus estándares de seguridad.

 

También en Chile, la mina Chuquicamata, con más de 100 años de antigüedad, transformó su operación bajo tierra con su Centro Integrado de Operaciones y Gestión (CIO) que supervisa las labores realizadas de refinería y fundición aledañas. Desde el CIO es posible, por ejemplo, manejar y supervisar los vehículos de transporte semiautónomo de producción, pasando por los sistemas de chancado y de correas hasta los ambientes propios de la planta. La fibra óptica sumada a un sistema interconectado de dispositivos y sensores propio del Internet de las Cosas hace posible este tipo de operatividad.

 

Más precisión, menos accidentes

 

La empresa AngloGold Ashanti anunció recientemente la inversión de cerca de USD$1.300 millones en la construcción de Quebradona, una mina inteligente que estará ubicada al suroeste del departamento de Antioquia, Colombia. 

 

La construcción del proyecto tardará alrededor de cuatro años e implementará tecnologías como el IoT, la big data, la realidad virtual y el opendata. La compañía también planea usar drones y vehículos semiautónomos, pues permiten, por ejemplo, automatizar los procesos de transporte de roca molida desde el interior de la mina y los de voladura y perforación. Lo anterior no solo aumenta la precisión y productividad en las labores de exploración, sino que también reduce la posibilidad de accidentes y mejora la calidad de vida de quienes monitorean estos equipos.

 

Automatización de procesos y machine learning

 

La Compañía de Minas Antamina es la mayor productora de zinc en Perú. En los últimos años, tomó la decisión de automatizar las tareas de supervisión y monitoreo para evitar los accidentes entre los operarios en la mina, ubicada en la región Áncash, a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar.

 

Gracias a tecnologías como el machine learning, la empresa ha implementado la asistencia de al menos seis drones que hacen seguimiento constante a los movimientos de 120 camiones mineros y que están alertas ante el aumento del tránsito y un posible embotellamiento, lo que implicaría un problema para la producción. Estas implementaciones han permitido que el índice de frecuencia de accidentes registrables dentro de los operadores sea menor a dos. Hoy, para seguir fortaleciendo sus actividades, la multinacional planea instalar sensores inteligentes que contabilicen y analicen los parpadeos de los conductores de camiones mineros, al igual que la calidad de su descanso. 

 

Tal y como se puede evidenciar, estas tres iniciativas vinculan lo que los expertos denominan ‘las cuatro olas’ en el campo de la tecnología y la industria minera: conectividad, inteligencia artificial, big data y automatización, tecnologías que sin lugar a duda tendrán mayor protagonismo en los próximos años.

 

Para que las empresas pertenecientes a la industria minera logren digitalizar de manera exitosa sus procesos, un aspecto esencial para mantener su vigencia y competitividad en el mercado, es clave contar con el acompañamiento y asesoría de socios tecnológicos como TIVIT, multinacional que entiende a fondo los retos y las necesidades del sector minero.

 

Precisamente, la compañía viene perfeccionando desde hace varios años su portafolio de servicios, que comprende, entre muchos otros, el Internet de las Cosas, la Inteligencia Artificial y la analítica de datos.


SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG