El futuro de la tecnología a 2025 ¿qué retos existen?

enero 20, 2022
TIVIT LATAM
TIVIT LATAM
Mientras el mundo pasaba por el momento más crudo de la pandemia y América Latina comenzaba a vivir la peor parte del desastre, consultoras especializadas hacían públicas sus proyecciones tecnológicas para 2021-2025 basándose en lo acontecido.

Algunos de los factores determinantes de estas fueron la continuidad del home office; el fortalecimiento de los pagos online, así como el e-commerce; la concientización empresarial y personal sobre la seguridad digital; y un incremento en el uso de la nube para almacenar datos.

 

La nube, el más confiable centro de información

 

Según Gartner, las plataformas nativas de la nube serán la base de aproximadamente el 95 % de los nuevos proyectos digitales a 2025, gracias a que la arquitectura de la nube permite reconstruir aplicaciones para que los servicios del cloud se automaticen y ofrezcan cada vez más y más herramientas.

 

Te puede interesar: Tendencias en auge: ambientes híbridos y migración VMWARE

 

Cabe destacar que esta cifra no alcanzó el 40 % en 2021.

 

Ahora, el Boston Consulting Group (BCG) fue más allá en sus proyecciones tecnológicas y señaló que el mercado de servicios en la nube crecerá 2.5 veces su tamaño en los próximos tres años, cifra que podría elevarse gracias a la transformación digital acelerada por la pandemia.

 

Los servicios que se espera apalanquen este crecimiento son principalmente:

  • Software como servicio (Saas)
  • Plataforma como servicio (PaaS)
  • Infraestructura como servicio (IaaS)

Los modelos de consumo en formato Cloud se consolidarán como el principal pilar donde se apoyarán las arquitecturas IT en estos próximos años: se espera que en 2022 el 40 % del gasto core de IT esté relacionado con Cloud y que este porcentaje aumente al 80 % en 2028”, advierte IDC.

 

A esto, el head Cloud Latam de TIVIT, César Urrego, indicó que “a raíz de las diversas fallas que la tecnología On Premise hoy presenta -latencia en los servicios, aplicaciones legadas, hardware costoso- las organizaciones están visualizando a la nube como una garantía extendida de factores cruciales como mayor disponibilidad, velocidad y seguridad. Este panorama ha provocado la irrupción de diferentes actores del sector IT en América Latina, los cuales se han destacado por promover un mercado muy ‘agresivo’ basado en precios competitivos y una demanda cada vez más exigente”.

 

Datos, el nuevo oro

 

Para Frost & Sullivan, a cinco años el mercado de la Big Data & Analytics tendrá una tasa de crecimiento anual total de 28,9 %, pasando de registrar US$ 14.850 millones en 2019 a US$ 68.090 millones en 2025.

 

De hecho, las proyecciones tecnológicas de IDC apuntan a que para ese mismo año ya sean cerca de 175 zetabytes de datos a nivel mundial. Otro dato a subrayar es que, de acuerdo con Gartner, para 2025 el 75 % de las empresas deberá cambiar su enfoque de una gran masa de datos a pequeños y amplios.

 

Esto lo argumentan de la siguiente manera: “Permite que las soluciones de inteligencia artificial desarrollen análisis más sólidos y concretos sobre los insumos recolectados. Esta tendencia le abona el terreno al Big Data & Analytics, permitiéndoles a las empresas tener una lectura más acertada sobre los datos que derivan de sus gestiones”.

 

Te puede interesar: Nube híbrida: las cinco preguntas recurrentes en las empresas antes de contratar el servicio

 

A su turno, el consultor de Cloud Soluciones de TIVIT Colombia, Jesús Mauricio López, señaló que “con la priorización de datos pequeños y amplios, las empresas nutrirán mucho más sus propios data lakes, lo que significa que tendrán más volumen de datos. Al hacerlo, deberán potenciar el funcionamiento de tecnologías semiautomatizadas que permitan el análisis y la clasificación constante de estos insumos, sin abrir brechas que permitan su fuga o filtración.

 

Ciberseguridad: prioridad A-1

 

Este 2021, el costo total provocado por el cibercrimen, según datos de CyberSecurity Ventures, llegó a los US$ 6 billones y para 2025 esta cifra alcanzará los US$ 10.5 billones. Más adelante señaló que la industria de la ciberseguridad superará los US$ 170.000 millones de inversión en 2022.

 

Para el chief Security Officer de TIVIT Cono Sur, Mauricio Gálvez, este crecimiento sostenido es gracias a que la ciberseguridad mutó a ser “la columna vertebral de todo negocio, comprendiendo que las organizaciones hoy son más digitales y están adoptando con mayor rapidez diversas soluciones tecnológicas”.

 

“Si nos remontamos cinco o 10 años atrás, la ciberseguridad era entendida como un acompañamiento para las infraestructuras de los negocios. Hoy, ante un panorama tan desafiante como el del último año, la seguridad digital se convirtió en un pilar vital”.

 

Ahora, también explicó que esta tendencia solo ha sido viable gracias a “la premura que tienen las empresas y sus líderes de negocio por utilizar grandes volúmenes de datos e información de los clientes sin brechas de seguridad que puedan ser aprovechadas por los hackers”.

 

Otras de las proyecciones tecnológicas que cobraron mayor importancia en los últimos años son las leyes de privacidad, las cuales para Gartner arroparán la información personal de 75 % de la población mundial para 2023. Se proyecta que para 2024 organizaciones de todo tipo adquieran arquitecturas de malla de ciberseguridad, lo que reduciría en un 90 % el impacto financiero de las brechas.

 

“Este sistema permite pasar de una protección perimetral a un servicio más integral enfocado en cada área u operación del negocio. Lo anterior es especialmente útil ahora que modalidades como el trabajo remoto son tendencia”, sentenció el experto de TIVIT.

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG