Conoce las tecnologías y prácticas que permiten a las utilities ser más modernas y competitivas

abril 15, 2021
TIVIT LATAM
TIVIT LATAM

El éxito operacional de las utilities más grandes del mundo no es casualidad. La gran mayoría cuenta con sistemas sofisticados de monitoreo como las redes inteligentes (‘smart grids’, en inglés) e implementan en sus actividades diarias tecnologías como el Internet de las Cosas (IoT), soluciones que garantizan eficiencia, seguridad y capacidad de prevención a la hora de administrar recursos esenciales como la luz y el alcantarillado.

 

La transformación digital no solo se refiere a la implementación masiva de tecnologías. Es un proceso que también impacta en la operatividad y administración de las empresas, posibilitando un cambio organizacional y cultural encaminado a la autogestión y la potencialización de algunas actividades que pueden ser realizadas por máquinas semiautomatizadas, brindando la posibilidad de aprovechar al talento humano en áreas más críticas que requieren destrezas personalizadas. Entonces, ¿cuáles serían los pilares principales de una utility moderna que emplea tecnología de punta para ser más competitiva?

Descentralizar la gestión

Garantizar la administración de un activo esencial como el agua requiere de una gestión diversificada, es decir, traspasar a otras instancias de una compañía la operatividad del recurso. Hacerlo permite que la prestación del servicio sea constante y segura en caso de que alguna dependencia crucial de la organización tenga problemas o fallas en su funcionamiento, por ejemplo. 

Aun así, la descentralización de la gestión de un activo puede ser traumática para la operatividad de una compañía de esta industria, en especial cuando no cuenta con medios, canales y plataformas tecnológicas eficientes que garanticen una comunicación clara entre los diferentes agentes de la cadena de distribución. En ese sentido, será clave contar con una adecuada digitalización de los procesos.

Digitalizar para mayor coordinación 

Para descentralizar la operatividad de una utility es necesario contar con plataformas y aplicaciones digitales que proporcionen una visión 360 del negocio y que beneficien su operatividad. En ese sentido, recursos como el software ERP facilitan gestionar y tener acceso de primera mano a todos los datos vitales de la compañía, permitiendo mapear los procesos del negocio, las cadenas de suministro y el historial de los procesos productivos, entre otros.

Es necesario destacar que las diferentes plataformas y aplicaciones que hacen posible que una utility preste servicios oportunos y de calidad, también requieren de actualizaciones constantes. En el mercado tecnológico destacan soluciones como ‘App Modernization’ de TIVIT. Esta, a través de tecnologías como la inteligencia artificial y el machine learning, moderniza el código y lenguaje de una aplicación legada dejando atrás los procesos de licenciamiento antiguos y mejorando la experiencia de los usuarios.

Interoperabilidad e integración de tecnologías 

Este punto hace especial énfasis en la integración de tecnologías como el IoT, machine learning y blockchain, específicamente durante la cadena de suministro. Además, para garantizar eficiencia del servicio, las utilities modernas deben fortalecer sus redes de interconexión digital a través de recursos como la nube computacional, facilitando la integración constante entre estos tipos de tecnologías. 

El acompañamiento de empresas como TIVIT es fundamental para que las utilities migren verdaderamente a la Industria 4.0, donde las tecnologías, las máquinas y el capital humano deben integrarse constantemente para fortalecer un ecosistema de trabajo armónico y alcanzar resultados de alto impacto, ya sea en la creación de un producto o en la prestación de un servicio esencial.

La movilidad en terreno, una tarea para los drones

Además de emplear tecnologías como la inteligencia artificial y el blockchain, una utility moderna es capaz de utilizar y desplegar en terrenos abiertos dispositivos automáticos como los drones para asegurar el constante monitoreo de redes y estaciones energéticas, por ejemplo. La implementación de este tipo de dispositivos también impacta en la seguridad de los trabajadores ya que permite minimizar el riesgo inherente a sus funciones, en especial cuando laboran en terrenos inestables.

Tal y como se ha evidenciado, una utility que desee ser más competitiva debe ser consciente de la necesidad de adelantar procesos de transformación digital de manera integral dentro de su cadena operativa. La experiencia de TIVIT en el acompañamiento hacia la modernización de servicios a través de recursos como la nube computacional, las ‘smart grids’, el IoT y la IA, indica que digitalizar procesos no es suficiente. Por el contrario, es necesario incentivar una verdadera apropiación tecnológica para que el capital humano y las tecnologías se integren de manera productiva, permitiendo que la industria de los servicios públicos sea cada vez más competitiva.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG