almacenamiento en la nube

Servicios en la nube para tu empresa: ¡Móntate al cloud computing con TIVIT!

noviembre 8, 2022
TIVIT LATAM
TIVIT LATAM

La modernización de aplicaciones y la migración a la nube es un proceso con desafíos y preguntas como qué aplicaciones y operaciones se deben migrar y cuándo. Te explicamos y acompañamos en ese paso a paso. Con TIVIT nunca estarás solo en ese camino digital.

Seguramente alguna vez has escuchado conceptos como la nube o el Cloud computing.  Se trata de una realidad a la que nos ha llevado el rápido avance tecnológico y que hoy se revela imprescindible para la vida. Sí, para la cotidianidad de todos y también de las compañías como la tuya. 

Pero, ¿qué es la nube? En términos prácticos, se trata de una red mundial de servidores remotos distribuidos en todo el mundo que están conectados entre sí para funcionar como un único ecosistema. Este “universo” está diseñado para almacenar y administrar/ejecutar millones de datos.

Sabemos que hay más preguntas: ¿cómo realizar la migración a la nube? ¿Cuáles son los beneficios? ¿Todas las empresas lo tienen que hacer? Lo primero que tienes que saber en este momento es que no estás solo. TIVIT tiene la capacidad de acompañarte en todo ese camino de transformación.

 

TIVIT es una compañía internacional presente en el mercado desde hace 20 años y que hoy opera en diez países de América Latina. Con TIVIT la migración a la nube es un proceso gradual y fluido.

 

Lee también: Hosting vs. cloud ¿Cuáles son sus diferencias?

 

¿Qué debes saber sobre la migración a la nube y sus servicios?

Vamos paso a paso. Para competir en el juego actual, las organizaciones modernas deben contar con una estrategia de computación en la nube adecuada para sus necesidades. 

El informe Flexera 2022 State of the Cloud estima, por ejemplo, que el 89 % de las organizaciones tienen hoy una estrategia multi-nube.

Pero esa estrategia no tiene ni debe ser igual para todos. Por eso TIVIT ofrece un camino único:

 

tivit

1. Estrategia para migrar a la nube:

Antes de pensar en migrar a la nube, nuestros expertos hacen un diagnóstico y contexto integral de tu compañía, analizando tus redes y sistemas y tus necesidades. 

¡No todas las necesidades son iguales! Evaluamos tus operaciones y tus proyecciones. Lo importante es que sepas que ningún cambio será abrupto. Todo será gradual.

2. Evaluación: ¿Qué debes migrar?

No se trata de que todas tus operaciones y aplicaciones migren a la nube de inmediato. A partir del análisis que los expertos de TIVIT hacen de tu compañía, sus operaciones y sistemas y redes, establecemos las aplicaciones que migrarán a la nube.

Los criterios para tomar esa decisión son, por supuesto, aquellas aplicaciones que son prioritarias para el funcionamiento de tu compañía y que al establecerse en la nube te dan un gran margen de maniobra y una completa y eficaz seguridad.

3. Migración a la nube: el momento clave

El proceso de migración se hace con detalle milimétrico. 

TIVIT realiza pruebas en escenarios controlados en los que busca detectar cualquier error en el desempeño de tus aplicaciones, evalúa que funcionen con plena capacidad y que en ningún tramo de la migración a la nube tus operaciones se vean afectadas. 


Te recomendamos: Preguntas para elegir tus proveedores de cloud computing

 

4. Adaptación a los ambientes cloud

Se suele pensar que la transformación que implica la migración a la nube implica solo al equipo de TI. Pero en realidad, el éxito del proceso depende de que todo tu equipo de trabajo esté dispuesto y preparado para ese proceso.

Con TIVIT el tránsito a la nube impacta también las rutinas y comportamientos digitales de todos tus empleados. ¡Así garantizamos que la transformación no sea solo una tarea mecánica!

5. Monitoreo de tu infraestructura

Concluida la migración, ¡no te quedes solo! TIVIT realiza la monitorización de los ambientes y ofrece soporte 24/7 para tus dudas y cualquier incidente. Así, además, puedes ir calibrando si es necesario hacer cambios en las capacidades que tienes en la nube.

 

Clic para descargar

Migración a la nube: pasando de la idea a una realidad

La nube ha colonizado la vida de todos, desde la cotidianidad y la posibilidad que tienen ahora las personas de compartir y guardar documentos, fotos y videos, hasta la transformación que ha significado para las empresas: trabajo remoto, ahorro eficiente y capacidad ilimitada de operar según las necesidades y potencialidades de cada empresa.

Todas estas ventajas explican que hoy una compañía eficiente no se pueda entender sin la nube. 

Según un análisis de 2022 de la firma Boston Consulting Group (BCG), el mercado global del Cloud está calculado en unos US$400.000 millones para 2022. Latinoamérica no es la excepción.

 

nube privada

 

En la región latinoamericana, según BCG, Brasil y México lideran los servicios de la nube con 45% y 23%, siguiéndoles Colombia, con 8%, y Chile con 6%. 

Todos ellos, sin embargo, llegarán a triplicar el tamaño de sus capacidades en cinco años. No son estimaciones nada locas o desconocidas.

Según confirmó la firma investigadora Stattista, el mercado mundial de computación y servicios en la nube crecerá un poco más del 30% anual en América Latina entre 2019 y 2023. Pero, ¿cuáles son las ventajas de esta transformación?

 

Te puede interesar: VMware máquina virtual: ¿cómo migrar a la nube? 

Las ventajas de migrar a la nube con los servicios de TIVIT

La nube tiene ventajas imprescindibles para el mundo competitivo de hoy, en el que cualquier error no solo representa una pérdida de tiempo online sino también ataques reputacionales.

La nube implica:

Disponibilidad 24/7:

La pandemia encontró a muchas compañías compartiendo todavía su información y datos a través de manera local. Cuando la cuarentena se hizo realidad y la economía se detuvo, se vieron forzadas a una interrupción de sus operaciones. La nube puede permitir que la información crítica de tu compañía esté online y disponible siempre desde cualquier parte del mundo. Fue esto lo que posibilita el teletrabajo.

Manejo eficiente de recursos:

Migrar a la nube puede significar el “ahorro” de espacio que antes necesitabas para decenas de servidores y que ahora puedes usar, tal vez, para instalar un área de innovación. Imagina, además, todo lo que puedes ahorrar en gastos como la luz.

Flexibilidad:

Con la nube tienes el control en tus manos. Puedes ampliar o reducir la capacidad de almacenamiento y las aplicaciones que quieres usar, según el momento de tus necesidades, por ejemplo, si sabes que llegan fechas importantes como el black Friday.

Lo fundamental es que solo pagas por lo que vas a utilizar. Y tienes flexibilidad para elegirlo.

Seguridad:

Sí, la nube es mucho más segura que los servidores locales que tienes en tu compañía y lo es por varias razones. La primera y tal vez la más obvia, es que tu empresa no está a merced de un terremoto o una inundación que afecte tus instalaciones físicas.

Al ser un servicio que se aloja en una red global de servidores interconectados entre ellos, tienes la seguridad de que no cualquier cosa que pase en tu ciudad afectará tus operaciones.

Pero claro, además, la nube protege de otras formas tus datos. Los cuida de los errores humanos y también de los ciberataques, tan comunes en el mundo digital de hoy.

 

Según el informe Digital Trust Survey 2022, más del 50% de las compañías entrevistadas espera que los ciberataques aumenten en 2022 por encima de los niveles récord de 2021.

 

Sistema práctico y sencillo:

Al contratar los servicios de nube, te puedes olvidar de procesos como el mantenimiento del software, del hardware y de todas esas operaciones de logística como la actualización de mecanismos de seguridad.

 

¡Podrás dedicar toda tu atención a áreas vitales y de innovación de tu compañía!

 

¡No lo dudes más! La nube es el siguiente paso que necesita tu compañía para ser todo el potencial que esperas de ella.  ¡TIVIT te acompaña en ese proceso!

 

cloud TIVIT

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG