Los retos del e-commerce para lograr una mejor experiencia de compra

Ámbito Mayo, 2021 Ivan Souza, Country Manager TIVIT Argentina

En el 2020, la pandemia visibilizó la necesidad de que las empresas, grandes y pequeñas, dieran pasos decisivos hacia la digitalización de sus ventas. Sin embargo, en el 2021, la tendencia será cómo mantenerse vigente en el mundo digital, fortaleciendo al tiempo la presencia y competitividad en el terreno del e-commerce. Justo en ese camino, tecnologías como la inteligencia artificial, el blockchain y la analítica de datos serán los aliados potenciales de las compañías en la Argentina para asegurar una experiencia de compra exitosa y recomendable.

El e-commerce en la Argentina experimentó un crecimiento monumental durante el 2020. De acuerdo con la plataforma TiendaNube, el comercio electrónico en el país presentó en el último año un incremento del 79% en las ventas online, posicionando así a la Argentina como el país con la mayor penetración a nivel global de esta tipología de comercio.

Además, otras cifras detallan la relevancia que adquirió esta modalidad de comercio en el país desde que el covid-19 fue noticia. Por ejemplo, según Mercado Libre, para el 20 de marzo del 2021, más de 4.000 nuevas pymes se habían sumado a la plataforma para ofrecer sus productos y servicios. Asimismo, Mercado Pago, la mayor plataforma de pagos online de la Argentina, anunció que unas 34.400 firmas comenzaron a utilizar sus servicios como sistema de cobro, lo cual representó un incremento del 115%.

El anterior panorama, sin lugar a duda, demuestra el grado de resiliencia que han tenido la gran mayoría de negocios en el país, principalmente con el propósito de mantener su competitividad y ventas en un mercado convulsionado por la pandemia, la crisis económica y el desempleo. No obstante, de acuerdo con mi experiencia, en este nuevo escenario digital característico del 2021, para tener éxito en el e-commerce la clave será involucrar estratégicamente tecnologías como la inteligencia artificial, el blockchain y la analítica de datos durante la realización de este tipo de transacciones comerciales.

En ese sentido, vale la pena señalar que las anteriores innovaciones tecnológicas tendrán como objetivo personalizar los procesos de compra digital. Bajo ese entendido, la inteligencia artificial permitirá, por ejemplo, el desarrollo de altavoces inteligentes capaces de brindar respuestas claras y oportunas a las dudas y necesidades de los clientes; a través de blockchain será posible proteger no solo información esencial del usuario online, sino también hacer la trazabilidad de la entrega de un producto adquirido; y la analítica de datos facilitará el estudio de los patrones de consumo digital, así como la toma de decisiones más precisas y contundentes para lograr la expansión de los negocios en línea.

A partir de lo anterior, queda claro que el auge del comercio electrónico como pilar de la transformación digital que potenció la pandemia, es un proceso que no tiene un fin establecido pues a medida que avanza el tiempo, al mismo deben llegar más tecnologías que lo hagan mejor, más eficiente y productivo. En ese camino, la experiencia de compra será la mejor herramienta para medir cuán efectivos hemos sido brindando nuestros productos a través de la virtualidad entendiendo que, hoy más que nunca, los clientes necesitan servicios más personalizados e inteligentes.