Sector bancario, un referente en transformación digital

marzo 11, 2021
TIVIT LATAM
TIVIT LATAM

A diferencia de lo que muchos piensan, la transformación digital va mucho más allá de adquirir tecnologías y herramientas a la vanguardia. Se trata, en realidad, de un cambio organizacional, cultural y estratégico, donde el modelo de liderazgo es mucho más horizontal, impactando a toda la compañía y a sus stakeholders. La transformación digital, además, es un proceso de cambio que permite competir con las empresas nativas digitales que se han caracterizado por ubicar al cliente en el centro de sus operaciones, simplificando su trabajo. 

 

Sin lugar a duda, la crisis sanitaria del covid-19 aceleró la transformación digital de múltiples empresas y sectores económicos. Aun así, desde antes de la pandemia, algunas industrias habían comprendido que dotar a sus clientes con mejores soluciones y herramientas significaba una oportunidad de incrementar su rendimiento y de estar a la altura de las exigencias del mercado.

El sector bancario, una de las industrias que más demanda de servicios presenta en América Latina, fue uno de ellos. De acuerdo con cifras de la Alianza por la Inclusión Financiera (AFI, por sus siglas en inglés), la región posee un nivel de bancarización progresivo del 55% en la población. Además, desde que comenzó la emergencia sanitaria, en países como Argentina y Colombia se han registrado cerca de 2,5 millones y 1,5 millones de aperturas de cuentas de ahorro, respectivamente. 

En la industria de la banca, la transformación digital se ha llevado a cabo de manera progresiva en los últimos años, dando paso a soluciones tecnológicas eficientes como las carteras virtuales, que mediante un software instalado en el celular del cliente proporcionan información sobre su estado de cuenta en tiempo real. También destacan los dispositivos wearables como las manillas de pago, que permiten realizar una compra sin necesidad de contacto físico y sin tener que utilizar una tarjeta bancaria convencional. 

Analítica de datos e Inteligencia Artificial (IA)

La analítica de datos se ha convertido en una de las soluciones digitales más usadas por las entidades bancarias. Esta tecnología les ha posibilitado solventar las dudas y necesidades de los clientes de una manera más efectiva ya que permite capturar, almacenar y analizar los datos e información de forma precisa. Lo anterior se traduce en insumos para entender los patrones de consumo de los usuarios y desarrollar estrategias acordes a ellos.

Gracias a la posibilidad de almacenar información de manera masiva y en tiempo real que ofrece la analítica de los datos, las instituciones financieras tienen la oportunidad de construir grandes bases de datos de clientes, lo que se constituye como un activo real, medible y escalable que facilita la toma de mejores decisiones.

Ahora, si alguna vez se ha preguntado cómo sus dispositivos son capaces de predecir respuestas en el diligenciamiento de documentos bancarios o incluso reconocer su voz y huella dactilar al momento de acceder a la plataforma de su banco, la respuesta está en la Inteligencia Artificial. La IA es un mecanismo que, a partir del reconocimiento de patrones establecidos, formula respuestas concretas que el sistema reconoce como propias del usuario. Esta herramienta ha permitido agilizar y hacer más eficientes las operaciones bancarias, especialmente aquellas en las que son frecuentes las acciones repetitivas.

Internet de las Cosas y la nube, dos fichas claves

La transformación digital también propende por la construcción de espacios físicos inteligentes e interconectados, un propósito viable gracias al Internet de las Cosas (IoT) y a la nube. Ambas tecnologías han permitido que las instalaciones físicas de los bancos sean más seguras para los clientes, pues los dispositivos IoT, por ejemplo, pueden detectar el acceso de personas a las oficinas y cajeros, haciendo un monitoreo minucioso de las acciones que realizan los usuarios. Algunas sucursales bancarias, además, tejen redes de dispositivos IoT dentro de las oficinas para controlar la iluminación y climatización del recinto. 

En lo relacionado a la interconexión entre distintos dispositivos tecnológicos, vale la pena mencionar que la nube figura como la gran unificadora, pues gracias a su capacidad de almacenaje, escalabilidad y eficiencia, se convierte en un recurso digital que posibilita la múltiple habitabilidad de tecnologías en un mismo ambiente, al igual que su correcto funcionamiento. De hecho, gracias a la nube, la industria bancaria puede desarrollar y hacer sostenibles sus aplicaciones digitales, almacenar los datos de sus clientes, estructurar modernas capas de seguridad y de autentificación digital, y equipar sus instalaciones con sensores inteligentes que se mantengan interconectados. 

Es evidente que el sector bancario evoluciona a diario para mejorar la experiencia de los usuarios. Algunos ejemplos que soportan esta afirmación son los dispositivos wearables como la pulsera inteligente, los datafonos que permiten transacciones a la distancia, entre otras soluciones. 

Modernizar las aplicaciones, una necesidad para el sector bancario

La tecnología avanza rápidamente. Hoy, las plataformas digitales se han convertido en los principales medios de comunicación y de servicios entre las entidades bancarias y sus clientes, lo que permite a las primeras atender los requerimientos financieros de las personas de manera segura y oportuna. Además, a nivel interno, un número significativo de compañías de la industria bancaria requieren aplicaciones para el desarrollo de su core de negocio, que les permiten atender los requerimientos de sus clientes y a su vez almacenar información esencial sobre la rentabilidad y el crecimiento de su compañía.

Las soluciones digitales mencionadas en este artículo, al igual que cualquier tecnología, son susceptibles a volverse obsoletas, lo que impediría que las organizaciones respondan rápidamente a las órdenes y solicitudes de sus clientes, deteriorando la calidad de sus servicios y los controles de seguridad. Para evitar esta problemática, TIVIT, la multinacional tecnológica con presencia en diez países de la región acompaña a sus clientes en el proceso de modernización de sus aplicaciones, a través de tecnologías disruptivas, como lo son la IA y el Machine Learning, preparando sus aplicaciones a una infraestructura cloud nativa, para así actualizar y mejorar la experiencia de los usuarios quienes consumen su portafolio de servicios.

TIVIT, además, ofrece la solución ‘App Modernization’, que actualiza las aplicaciones legadas, con una tecnología más accesible y fácil de usar. La organización está trabajando con una de las entidades bancarias más importantes de Colombia, la cual ya fue testigo de las ventajas de llevar a cabo este proceso. Así, la compañía tecnológica demuestra la importancia de sus soluciones para seguir impulsando la transformación digital de esta industria, mientras resalta la importancia de contar con aplicaciones y herramientas digitales a la vanguardia.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG