Infraestructura de conectividad

Los países con mayor infraestructura de conectividad serían más resistentes a los impactos económicos de la pandemia

octubre 2, 2020
TIVIT LATAM
TIVIT LATAM

La región se enfrenta a una inminente recesión económica a causa de las medidas que buscan limitar la propagación del Covid-19 y, de hecho, según el Banco Mundial, el PIB latinoamericano podría sufrir una contracción del 4,6% este año. Sin embargo, la resiliencia de los países ante la materialización de esta posibilidad, difícil de digerir, dependen en gran parte de la infraestructura de conectividad que tenga cada uno de ellos.


Así lo señala el más reciente estudio realizado por el Observatorio CAF del Ecosistema Digital, en compañía de organismos como la CEPAL, DPL y TELECOM Advisory Services, que se titula “El estado de la digitalización de América Latina frente a la pandemia del Covid-19”.


Este documento analiza las prácticas y avances en materia tecnológica que los gobiernos regionales y multinacionales están llevando a cabo para mitigar los impactos de la emergencia sanitaria, y se tienen en cuenta las posibilidades de mejora en los procesos productivos que supone la automatización. También se habla sobre el teletrabajo, la telemedicina y la teleeducación como prácticas cada vez más frecuentes en el mundo, lo que ha sido claramente impulsado por la pandemia y el nuevo modelo de organización social y producción económica que la coyuntura impulsó, pero también impuso.


Una de las conclusiones más interesantes que expone esta investigación es que, teniendo en cuenta la experiencia de 2003, cuando se propagó el virus SARS-COV en el mundo, el cual dejó 8.098 personas contagiadas y 800 muertos según la OMS, los países con mayor infraestructura de banda ancha fueron capaces de contrarrestar, al menos parcialmente y de mejor manera, los efectos negativos de la pandemia, según un análisis econométrico.


En específico, el estudio señala que “los países con una infraestructura de conectividad desarrollada pudieron mitigar en un 75% las pérdidas económicas asociadas con la epidemia del SARS y el impacto socio-económico de las medidas sanitarias tomadas para contrarrestarlo, como la cuarentena, el distanciamiento social, la interrupción del tráfico aéreo, el uso de la mascarilla, entre otros”. Lo cual, recalcan los investigadores, debe ser considerado actualmente para saber cómo sobrellevar y entender los impactos de la pandemia del Covid-19.


En consecuencia, aunque los investigadores reconocen que las medidas de confinamiento fueron acotadas a profundidad en 2003, en comparación con 2020, desde hace 17 años se preveía que el internet sería de vital importancia para un futuro escenario de pandemia, lo que se está constatando. Y la razón detrás de esta afirmación es muy simple: durante 2003, en los territorios con mayor conectividad, fue más viable mantener labores a través del trabajo en casa, lo que naturalmente contribuyó a mitigar los daños y a mantener la economía en funcionamiento.

Y es que, si bien es cierto que la región ha logrado avanzar de manera considerable en conectividad durante la última década, las brechas siguen siendo evidentes y significativas. De acuerdo con datos de Statista, se estima que durante 2020 en Latinoamérica el 68% de los ciudadanos estarían teniendo acceso a internet, dejando de lado al 32% de la población restante.


Pero, de acuerdo con la misma firma, en 2019 solo cuatro de cada diez hogares contaban con internet de banda ancha fijo en la región, lo que según las afirmaciones de la CAF, sería insuficiente, pues este último factor fue considerado como una variable determinante para entender por qué algunos países habían sido más resilientes que otros a la crisis sanitaria de 2003.


Finalmente, cabe señalar que, en América Latina, menos del 50% de la población total tenía servicio de internet móvil el año pasado. Así las cosas, se evidencia un escenario en el que la brecha entre los que tienen un acceso a internet adecuado y los que no, es bastante amplia. De modo que, posiblemente en el futuro, cuando se analice cuáles fueron los países que salieron mejor y peor librados de la crisis del Covid-19, se encuentre que nuestra región tuvo que enfrentarse a retos mucho más grandes que los
de otras partes del mundo y en esa carrera, el factor determinante fue, nuevamente, la
conectividad.

Bibliografía:
Banco de Desarrollo de América Latina, “El estado de la digitalización de América
Latina frente a la pandemia del Covid-19”. Disponible en:

https://scioteca.caf.com/bitstream/handle/123456789/1540/El_estado_de_la_digitalizaci
on_de_America_Latina_frente_a_la_pandemia_del_COVID-19.pdf

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG