Los retos de la ciberseguridad y migración a la nube

mayo 11, 2020
TIVIT LATAM
TIVIT LATAM

Cuando se habla de migración hacia la nube, el tema de la ciberseguridad siempre está en la agenda, aún más con la actual pandemia que afecta las diferentes economías. Principalmente porque es atractivo debido al alto número de empresas que están almacenando su información confidencial en la nube; sin embargo, otro punto lo que llama la atención son las mismas medidas para mitigar posibles ataques de hackers.

 

Quien desea migrar hacia la nube, debe tener en cuenta que no sólo los datos deben almacenarse correctamente y organizarse para que no se pierda durante la migración, sino también, toda la infraestructura de TI debe ser adecuada para que la migración sea fluida.

 

Independientemente de la estrategia que adopte la empresa, conocer las principales tendencias y retos puede ayudarle a elegir el tipo de nube (pública, privada, híbrida o multicloud), y cómo asegurar la seguridad de sus datos.

Desafíos clave para su migración hasta la nube

Todos los preparativos para la migración hacia la nube deben planificarse con mucha antelación. Cuando se habla de innovar y aumentar la seguridad, hay que tener en cuenta tanto la estrategia de migración como la seguridad, y ahí existe el primer reto.

 

La migración de infraestructuras de TI a entornos cloud computing requiere el plan muy bien diseñado, especialmente para que no haya sobrecarga de trabajo o amplíe la superficie de ataque para los ciberdelincuentes.

 

Otro hecho para tener en cuenta radica en que las infraestructuras no siempre son adecuadas para la migración, es decir, lo que se necesita en algunos casos no sólo para preparar los datos para la migración, sino también todo el equipo de hardware para introducir y garantizar que la migración se produzca. 

Las tendencias del mercado pueden ayudarle

Existe una considerable tendencia del mercado global a migrar hacia la nube, ya sea mediante una mejor gestión de proyectos o una gestión del almacenamiento, lo que se puede hacer en una práctica más fácil y escalable.

 

Otro punto es en relación con el gran crecimiento del internet de las cosas (IoT) y el Big Data. Ambas tecnologías ya están presentes en la mayoría de los sistemas empresariales, ayudando a una mejor respuesta del cliente -llamase interno o externo-, así como gestionando y ayudando a los gerentes a mejorar y optimizar las cargas de trabajo.

La seguridad debe estar presente desde el principio

Al pensar en la migración, la seguridad debe estar presente desde el momento en que se decide migrar datos e infraestructura TI hacia la nube, es decir, la planificación de la migración requiere un cuidado especial para que no se pierdan datos, lleguen a manos no deseadas o se estropeen.

 

La planificación de la migración también requiere un buen proveedor de datos que le ayude desde el principio al comprender su negocio y conocer la mejor manera de migrar a la nube.

Simplificar la migración hacia la nube

Proporcionar sistemas basados en la nube puede ser muy simple, tan simple como hacer clic en un link. Añadir nuevas estructuras a su negocio basadas en la tecnología en la nube puede al principio resultar un poco complejo y confuso, en ocasiones los profesionales de TI requieren nuevas capacitaciones que apoyen la eficiente administración.

 

Sin embargo, a largo plazo, traer su infraestructura de TI en la nube puede ser una gran ventaja, principalmente porque la seguridad de los datos será una de las principales prioridades. Sin olvidar que en tiempos de post-covid, la sabia administración de recursos será pieza clave para el crecimiento de sus utilidades.

 

New call-to-action

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG