migracion-nube-ibm

Vamos a la nube con IBM Cloud: conoce las ventajas de este servicio

noviembre 22, 2022
TIVIT LATAM
TIVIT LATAM

Que la transición a la nube es una necesidad de la modernidad parece ser una noción cada vez más aceptada. Cientos de empresas lo están haciendo en todo el mundo, en medio de una oferta cada vez más amplia de servicios. ¿Cuál de todos ellos es el mejor? ¿A cuál deberías migrar tu empresa?

Aunque la pregunta no parece fácil porque las grandes tecnológicas del mundo tienen, la mayoría, servicios de nube, es importante que tengas claro que no todas tienen las mismas ventajas. 

Dependerá, por supuesto, de la naturaleza de tu compañía y de las necesidades particulares de tu negocio.  Pero si quieres pensar en grande, si sabes que ya estás preparado para el siguiente paso, la respuesta a la pregunta de cuál es la mejor nube, es clara:  IBM Cloud. 

¿Y por qué? Hay muchas razones. ¡Comencemos!

 

¿Por qué migrar a la nube privada? Lee aquí 4 razones por las que las empresas lo hacen.

 

¿Nube pública o privada? Ventajas y desventajas

Según un análisis de 2022 de la firma Boston Consulting Group (BCG), el mercado global del Cloud está calculado en unos US$400.000 millones para 2022 y se espera que crezca poco más del 30% anual hasta 2023. Todos quieren estar en la nube y la pandemia aceleró aún más la transición. 

Pero, como dice Juan Vargas, experto de TIVIT en tecnología Cloud computing, la nube si bien sirve para todos, no lo hace de la misma manera. Y es importante que conozcas esas particularidades.

Para competir en el juego actual, las organizaciones deben contar con una estrategia de computación en la nube adecuada para sus necesidades.

tivit

 

“A diferencia del resto de nubes, IBM Cloud le apuesta mucho a posicionar el concepto de nube empresarial”, explica Vargas.  Ya sabes que la nube es básicamente una red de servidores distribuidos en todo el mundo y conectados entre sí para funcionar como un único ecosistema.

La mayoría de las nubes (y por ende de servidores) son de naturaleza pública. Es decir, tanto tu empresa como cualquier particular puede hacer uso de ellas. 

Y no es que eso esté mal, a veces, de hecho, eso es suficiente para satisfacer las necesidades de los clientes. Pero en otras ocasiones, no.

Y en esas oportunidades la nube privada es la opción idónea. La gran diferencia es que la información y datos de tu empresa se alojarán en un data center con especificaciones distintas al resto y con ventajas en campos como la ciberseguridad, la latencia y la estabilidad de la operación.

 

 

Nube híbrida: las cinco preguntas recurrentes en las empresas antes de contratar el servicio

 

Ventajas de IBM Cloud y su nube empresarial:

Mayor seguridad

En América Latina hay en realidad muy pocos datacenters ubicados, explica Vargas, de TIVIT. 

Eso significa que, si accedes a depositar la información de tu empresa en una nube pública, es posible que todos los datos de tu compañía queden en jurisdicción de países como Estados Unidos o incluso de estados en Europa. 

¿Quieres estar bajo normas que tal vez no conoces del todo, aunque tu operación se centre en países de América Latina?


Con IBM Cloud tienes la información alojada en un datacenter local, en la región.

Mejor latencia

La latencia es el tiempo que tarda en transmitirse un paquete de información dentro de la red. Son esos minutos molestos que tienes que esperar en internet cuando das clic a algo. 

En cualquier otra nube, la información de tu compañía se encontraría en un datacenter lejos de ti, y por ende el tiempo de espera es más largo. Supongamos que tienes los datos ubicados en Estados Unidos. El tiempo de latencia es entre 80 y 120 milisegundos.

Parece poco, pero no lo es. Ese tiempo de espera hace ineficiente y costosa tu operación. Con IBM Cloud y la nube empresarial, esa latencia se reduce a unos 10 milisegundos en promedio. Recuerda que mientras más cerca se encuentre del cero, ¡mucho mejor!

Mayor flexibilidad

Con IBM Cloud tienes acceso a una ventaja imprescindible: IBM Cloud Satellite. 

Se trata de una arquitectura de nube que aporta la escalabilidad y la flexibilidad bajo demanda de los servicios de nube pública, a las aplicaciones y los datos en la nube privada. Esto quiere decir que puedes ejecutar los servicios de IBM Cloud en tu infraestructura e implementar, administrar y controlar las cargas de trabajo de tus aplicaciones, según tus necesidades.

 

“IBM Cloud ofrece un paquete de microservicios diferente a cualquier otra nube, que permite que, en los picos de demanda, tu infraestructura crezca sin traumatismos en su funcionamiento, y en baja demanda, decrezca. Eso permite ahorrar recursos y utilizar inteligentemente la tecnología”

Juan Vargas – TIVIT

 

Lo más importante de todas estas ventajas es que no las tendrás que descubrir solo.

 

Clic para descargar

Servicios IBM Cloud de la mano de TIVIT

IBM Cloud ofrece lo mejor de esta nube empresarial, y es TIVIT quien tiene la experiencia para guiar a las empresas a tomar este camino, para decirle al cliente qué le conviene, qué se puede modernizar y cómo administrar mejor ese tipo de infraestructuras”, dice Vargas.

Todo esto, por supuesto, se añade a todas las ventajas que tiene naturalmente la nube y que encuentras con IBM Cloud y con TIVIT. ¿Las olvidaste? Aquí están:

 

ventajas de la computacion en la nube

 

VMware máquina virtual: ¿cómo migrar a la nube?

 

¿Cómo elegir la nube adecuada para mi empresa?

 

Te tienes que hacer un par de preguntas antes de tomar esta decisión. Entre ellas, tal vez la más fundamental es preguntarte qué tipo de cargas puede sostener tu empresa sin ningún tipo de riesgo. 

“Una empresa tiene que evaluar si puede sostener cargas que normalmente necesitan una seguridad superior, y si las pueden sostener con estabilidad, que es un fuerte de IBM Cloud” dice Vargas.  De nada vale que tengas los datos, pero con una inestabilidad creciente. 

Con IBM Cloud tienes unas características de aislamiento fuertes y seguras en las aplicaciones de mayor importancia para la operatividad de tu empresa. Recuerda que hay aplicaciones con infraestructura robusta y clave en la que no te puedes permitir ningún tipo de fallo.

 

La primera clave para una transición a la nube, entonces, es reconocer esas aplicaciones que necesitan mayor seguridad y tal vez una modernización mucho más rápida y constante.

 

Recuerda que, con la modernización, el código de tu aplicación escapa de problemas tan usuales como la obsolescencia, la mala experiencia de usuario y los baches de seguridad. No tiene que ser una transición de todas tus operaciones: la clave es elegir cuáles y, por supuesto, la gradualidad.

Con esa modernización, con la transición a la nube y con IBM Cloud, tienes la mejor expectativa para aprovechar eventos como el black Friday o el día sin Iva, en la que los negocios como el tuyo se encuentran en el máximo de su demanda. 

¡Así que no lo pienses más! Migra a la nube con IBM Cloud y descubre las ventajas de tener una nube empresarial. Llámanos y te damos el mejor asesoramiento.

IBM Cloud

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG