<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://px.ads.linkedin.com/collect/?pid=1732394&amp;fmt=gif">

Migrar a la nube, una necesidad perentoria del sector de utilities

mayo 19, 2022
TIVIT LATAM
TIVIT LATAM

 

Las utilities se han caracterizado por ser organizaciones muy robustas que están diseñadas para brindar sus servicios de una manera muy tradicional, por lo que migrar su core de negocio a la nube y adaptarse a la modernización y evolución digital es un tema muy complejo para ellas.

 

Según el Head Cloud Latam de TIVIT, César Urrego, “sus inversiones son enormes en infraestructura, licenciamiento y además son a largo plazo, lo que quiere decir que tienen pretensiones de eficacia de hasta 10 años, por lo que no es para nada sencillo que luego de haber invertido millones de dólares en hadware y data centers convencionales, dejen todo de lado y migren a una nube pública”.

 

Sin embargo, el marco se está abriendo y un ejemplo de eso son los proyectos de modernización que TIVIT está llevando adelante en toda América Latina, sobre todo en Chile y Colombia. Y no solamente se trata de aplicativos, sino de infraestructuras completas con diferentes aplicaciones que ostentan funcionalidades que hacen del servicio prestado algo mucho más ágil de cara al cliente y usuarios finales.

 

Los beneficios que la adopción de soluciones de nube tiene para el sector de utilities son múltiples. Sin embargo, hay que ser cautos antes de tomar una decisión. TIVIT ofrece diferentes alternativas para los clientes y facilita que ellos vean los beneficios a nivel de seguridad, optimización de recursos, flexibilidad, innovación y consumo de este tipo de infraestructura y aplicaciones como servicio. “2022 es un año muy importante para la región y la industria en materia de poder ir a las empresas a ofrecer nuestros servicios junto a los proveedores de nube”, apuntó Urrego.

 

¿Y qué es la nube?

La nube es el término que hace referencia al ‘cloud computing’, el cual apunta a la posibilidad de almacenar grandes cantidades de información en servidores ubicados en cualquier lugar del mundo, pero a los cuales podemos acceder a través de un clic.

 

Esta tecnología ofrece a individuos y empresas de todo tipo la capacidad de un pool de recursos con mantenimiento, modernización constante, seguridad, fácil acceso y solución de aplicaciones, lo que le proporciona -sobre todo a las compañías- mayor flexibilidad en relación a sus datos e información.

 

La nube usa una capa de red para conectar dispositivos de punto periférico de los usuarios a recursos centralizados de data centers y hay diferentes tipos:

  • Nube privada: se constituye por una sola organización con su propia nube de servidores y software para la utilización sin un punto de acceso público.
  • Nube pública: diversas empresas pueden utilizarlas de manera simultánea, pero separadamente. El proveedor de la nube es el responsable del mantenimiento y de su seguridad.
  • Nube híbrida: está compuesta por dos o más infraestructuras de nube que permanecen como entidades separadas, pero que están unidas por una tecnología estandarizada o propietaria.
  • Nube comunitaria: distintas organizaciones reúnen en un pool sus recursos en la nube para resolver algún problema que los atañe a todos y todos tienen acceso.

 

 

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG